HELADO DE CAPUCCINO.

0
30

Helado de Capuccino

Los helados o cremas heladas son alimentos congelados hechos de agua, leche o nata. Hoy en día se pueden añadir ingredientes como: huevos, chocolate, frutas, galletas, frutos secos…

Normalmente se suelen añadir edulcorantes como el azúcar, miel, azúcar invertido. Para la receta que os enseñamos hoy la condimentamos con miel.

Es un alimento que además de ser refrescante nos aporta muchas vitaminas.

De vez en cuando nos podemos dar un capricho en forma de postre, merienda o para acompañar platos salados.

Ya hemos preparados recetas de helados como por ejemplo: Helado de leche merengada, helado de nueces, helado de nutella y cacao, helado de naranja.

Helado de Capuccino

Aquí os dejamos con la receta de helado de cappuccino.

Ingredientes: 

200 ml. de leche entera
80 gr. de miel
12 gr. de cappuccino (1 sobre)
3 yemas de huevo
225 ml. de nata

Para acompañar:

mermelada de arándanos
hojas de hierbabuena

Helado de Capuccino

Elaboración:

En un cazo al fuego, vertemos la leche junto con la miel. Eso sí, reservamos 3 cucharadas soperas de leche para disolver el cappuccino. Llevamos a ebullición sin parar de remover.

Disolvemos el cappuccino en la leche que hemos reservado y añadimos al cazo. Mezclamos y retiramos del fuego.

Batimos las yemas y vertemos la mezcla de la leche y capuccino sobre las yemas, sin parar de remover, poco a poco para que las yemas no se cuajen por el calor de la mezcla. Ponemos nuevamente la preparación en el cazo y dejamos cocer removiendo sin parar hasta que alcance los 80ºC. Es importante que no comience a hervir ni que supere esa temperatura.

Retiramos del fuego, colamos la mezcla y la pasamos a un bol grande. Dejamos que se temple y metemos a la nevera a enfriar.

Mientras tanto montamos la nata en otro bol. Incorporamos en dos veces la nata montada a la mezcla anterior, y mezclamos suavemente con una espátula hasta conseguir una crema suave y homogénea. Tapamos con papel film y reservamos en la nevera durante 3 horas para que se enfríe bien.

Montamos la heladera. Simplemente colocamos la crema en la heladera, que previamente habrá estado 24 horas en el congelador. Dejamos que vaya enfriando la crema al menos durante 30-40 minutos o hasta que veamos que ya tiene una textura cremosa de helado.

Colocamos la crema en un tupper o un recipiente válido para el congelador.

Introducimos en el congelador hasta la hora de servirlo. Sacaremos 20 minutos antes para poder manejarlo mejor.

Si no disponemos de heladera podemos preparar la mezcla y una vez enfriada, la metemos bien tapada herméticamente en el congelador. Cada hora la sacamos y con ayuda de una varilla removemos para evitar que se cristalice. Repetimos esta operación 3 o 4 veces más hasta que se congele.

*Podemos acompañar el helado con mermelada de arándanos y unas hojas de hierbabuena.

Helado de Capuccino

 

Dejar respuesta