BOLLOS DE MANTEQUILLA.

0
38

bollos de mantequilla

Estos bollos de mantequilla son típicos de Bilbao. ¡Hoy nos animamos a hacerlos!

Si queréis saber más sobre los bollos de mantequilla, aquí tenéis un poco de historia. http://recetasbonappetit.com/de-donde-son-los-bollos-de-mantequilla-de-bilbao-pues/

Ingredientes (para 5 bollos):

Para la masa:

40 ml. de leche templada
20 gr. de azúcar
30 gr. de mantequilla (a punto de pomada)
½ sobre de levadura de panadería en polvo (yo utilizo de la marca Maizena) o 7 gr. de levadura fresca
1 huevo
150 gr. de harina fuerte
una pizca de sal
1 huevo batido (para pintar los bollos)
una pizca de azúcar (para espolvorear los bollos)

Para la crema de mantequilla:

25 gr. de agua
75 gr. de azúcar
una pizca de polvo de vainilla
2 yemas de huevo
una pizca de sal
100 gr. de mantequilla a punto de pomada (que sea fácil de untar)

Elaboración:

Para elaborar la masa de bollos, echamos en un bol la leche, el azúcar y la mantequilla a punto de pomada. Metemos 10 segundos al microondas para que coja temperatura de unos 40ºC. Mezclamos todos los ingredientes e incorporamos la levadura de panadería junto con el huevo. Volvemos a mezclar todo el conjunto y le añadimos la mitad de la harina. Una vez que esté bien mezclado, echamos el resto de la harina con la pizca de sal y volvemos a mezclar la masa.

Lo dejaremos fermentar durante unos 50 minutos aproximadamente (o bien hasta que haya doblado su volumen en un sitio cálido). Podemos precalentar el horno a unos 50ºC y meterlo dentro de él. Nos servirá de fermentadora.

Aprovechamos este momento para elaborar la crema de mantequilla. Por un lado, hacemos un almíbar: colocamos en un cazo el agua, el azúcar y el aroma de vainilla en polvo, y lo ponemos al fuego hasta que empiece a hervir. Lo dejamos enfriar un poco. Mientras se enfría, ponemos las yemas de huevo en un bol y las batimos. Seguido le vamos añadiendo el almíbar a esas yemas y metemos la mezcla en la nevera durante unos 20 minutos para enfriarlo bien. Por otro lado, en otro bol, echamos la mantequilla con la pizca de sal y lo metemos al microondas durante 10 segundos para que adquiera una consistencia cremosa (a punto de pomada).

Sacamos la mezcla de la nevera y la vamos añadiendo a la mantequilla a punto de pomada batiendo todo bien con ayuda de una batidora hasta que adquiera una consistencia cremosa. Dejamos reposar la crema en la nevera y la sacaremos un poco antes de untarla en los bollos. No conviene dejarla mucho rato porque de lo contrario se endurecerá.

Es hora de recuperar la masa de los bollos. Cuando haya doblado su volumen, la volcamos a una mesa. Necesitaremos algo de harina para que la masa no se pegue en la mesa. Asimismo nos untaremos las manos con un poco de aceite para manipularla. Amasamos y hacemos un cilindro. La dividimos en 5 porciones de unos 45 gr. cada una y les damos forma de bollo. Preparamos una bandeja de horno con papel sulfurizado (papel de horno) y colocamos ahí nuestros bollos. Volvemos a dejarlos fermentar hasta que doblen su tamaño (necesitarán aproximadamente una hora).

Una vez fermentados los bollos, los pintamos con huevo batido y los espolvoreamos con azúcar. Los horneamos a temperatura máxima (250ºC) durante unos 7 minutos.

bollos de mantequilla foto pequeñaUna vez hechos, los dejamos enfriar y a continuación los abrimos y los rellenamos con la crema de mantequilla.

Compartir

Dejar respuesta